Un poco de humor para la Clerecía



Porque hubo un momento en que el libro era una novedad exótica, y sin duda los clérigos, que eran los que los manejaban, hubieran agradecido un menú de Ayuda como el de nuestros ordenadores.

Y porque ya el Arcipreste de Hita le echó humor a toda aquella seriedad del Mester de su gremio... ¡Cómo no seguir su ejemplo!

Comentarios

Lo más visto en Diente de león:

"Margarita, está linda la mar..."

Características del signo lingüístico

La poesía romántica

Poemas de amor: "quien lo probó, lo sabe"

Gonzalo de Berceo y los "Milagros de Nuestra Señora"

El manco de Lepanto

Modernismo y Generación del 98: he ahí la cuestión.

Recursos estilísticos o figuras retóricas

Comentario de texto: Rima LIII de Gustavo Adolfo Bécquer