Los adverbios

En nuestro repaso de las clases de palabras hemos llegado, por fin, al adverbio, que podemos diferenciar de otras por las siguientes características:
  • Es una palabra invariable, y, por tanto, no puede llevar morfemas flexivos de género y número o desinencias. En la práctica: un adverbio nunca aparecerá ni en femenino ni en plural (despacio, mucho, poco, rápido, fácilmente...).
  • Generalmente, indica circunstancias: lugar, tiempo, modo, cantidad...
  • Un adverbio va a complementar:
    • a un verbo: Juan estudia mucho (el adverbio mucho complementa al verbo estudia)
    • a un adjetivo: Este ejercicio es bastante fácil (el adverbio bastante complementa al adjetivo fácil)
    • a otro adverbio: Vive extremadamente lejos  (el adverbio extremadamente complementa al adverbio lejos)


Teniendo en cuenta todo esto, es bastante fácil diferenciar a los adverbios. Y entonces llega el momento de clasificarlos. Hay siete clases de adverbios: cuatro que indican circunstancias (lugar, tiempo, modo, cantidad) y tres que indican modalidad, es decir, cómo enfoca el hablante lo que dice (afirmación -si afirma-, negación -si niega- y duda -si duda-). Aquí tenéis algunos ejemplos:
  • Adverbios de lugar: responden a la pregunta ¿dónde?: aquí, allí, allá, ahí, encima, arriba, debajo, abajo, detrás, delante, lejos, cerca...
  • Adverbios de tiempo: responden a la pregunta ¿cuándo?: hoy, ayer, mañana, antes, después, temprano, pronto, tarde...
  • Adverbios de modo: esponden a la pregunta ¿cómo?:
    •  así, bien, mal, despacio, deprisa ...
    • adjetivos inmovilizados en género y número (rápido, alto, bajo...
    • la mayoría de los formados añadiendo el sufijo -mente a un adjetivo (fácilmente, rápidamente, eficazmente...)
  • Adverbios de cantidad: responden a la pregunta ¿cuánto?: mucho, poco, bastante, demasiado.... ¡Ojo! Que muchos de estos adverbios coinciden con determinantes y pronombres indefinidos, y para diferenciarlos hemos de tener muy en cuenta lo dicho arriba sobre los adverbios. Pero ya lo veremos con más calma.
  • Adverbios de afirmación: sí, también, además, efectivamente...
  • Adverbios de negación: no, tampoco..
  • Adverbios de duda: acaso, quizás, posiblemente, probablemente....
Por último, es necesario tener en cuenta que existen locuciones adverbiales: grupos de palabras en combinación fija que equivalen a un adverbio de alguna de estas clases: a mano derecha, en el quinto pino (lugar), en un periquete (modo), de vez en cuando (ttiempo), a cántaros (cantidad), por supuesto (afrimación), para nada (negación), tal vez (duda).

Comentarios

Teresa Losada ha dicho que…
Chicas, he borrado los comentarios porque como se dice claramente en la entrada, los abecedarios debéis mandármelos AL CORREO.

¡Ánimo!
Teresa Losada ha dicho que…
Chicas, he borrado los comentarios porque como se dice claramente en la entrada, los abecedarios debéis mandármelos AL CORREO.

¡Ánimo!

Lo más visto en Diente de león:

Oraciones subordinadas sustantivas y adjetivas analizadas

Comentario de texto: Rima LIII de Gustavo Adolfo Bécquer

"Margarita, está linda la mar..."

Análisis morfológicos... resueltos

Ejercicios de morfología verbal... con soluciones

La Celestina: fragmentos

Lorca: el teatro hecho poesía, la poesía hecha teatro

"Libro de Buen Amor": fragmentos

Características del signo lingüístico