La situación manda: los registros lingüísticos.



Cada situación requiere un tipo de lengua determinado, que el hablante competente debe ser capaz de conocer, seleccionar y emplear (aunque muchas veces nos sale "automáticamente"): no es lo mismo escribir que hablar, no es lo mismo escribir a nuestro chico o chica que al alcalde de nuestro pueblo para pedir algo, no es lo mismo charlas con los amigos que hablar con un juez...

Estas variedades que dependen de la situación comunicativa se llaman variedades diafásicas, registros o estilos, y aquí tenéis la presentación que esquematiza las ideas principales que debéis tener claras sobre todo esto: 

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
No está mal... :)

Lo más visto en Diente de león:

Análisis de relativas libres y semilibres según las pautas de la Nueva Gramática

Comentario de texto: Rima LIII de Gustavo Adolfo Bécquer

Ejercicios de morfología verbal... con soluciones

Características del signo lingüístico

Determinantes y pronombres interactivos

"Margarita, está linda la mar..."

Oraciones subordinadas sustantivas y adjetivas analizadas

El Complemento Locativo Argumental (CLA)

Los personajes de la obra dramática.