El teatro experimental: Arrabal y Nieva

 

Els Joglars

Tras la etapa de los años 40 y comienzos de los 50 (con la alta comedia, el teatro cómico y el teatro de tono existencial),  y la etapa desde mediados de los años 50 a mediados de los 60 (con un teatro realista de protesta y denuncia, con exponentes como Antonio Buero Vallejo, Alfonso Sastre o Lauro Olmo),a partir de 1965 y en los años 70, se desarrolla un teatro experimental, que supone la superación del realismo y la aparición de una nueva vanguardia teatral representada por autores como Francisco Nieva, Francisco Arrabal, Luis Riaza, Luis Matilla, José Ruibal o Jordi Teixidor. Este teatro renovador y experimental se caracteriza por un acercamiento al teatro extranjero experimental y la valoración del teatro independiente, al margen de los grandes circuitos comerciales, que busca nuevas técnicas y formas teatrales que saquen la la dramaturgia hispana de la rutina.

Influyen por tanto grandes corrientes renovadoras del teatro europeo del siglo XX, como:

  • El teatro épico, inspirado en las ideas y la obra de Bertold Brecht, con personajes estereotipados o arquetípicos, no realistas, que hagan consciente al público de estar viendo una obra de teatro y mantener una distancia emocional de la acción, sobre la que deben hacer un juicio. Con este planteamiento, Brecht escribió, por ejemplo, Madre Coraje y sus hijos o La increíble ascensión de Arturo Ui, sobre el nazismo.
  • El teatro de la crueldad: movimiento heterogéneo inspirado por las ideas del escritor francés Antonin Artaud, que intenta sorprender e impresionar a los espectadores mediante situaciones impactantes e inesperadas.
  • El teatro del absurdo, que engloba a varios dramaturgos estadounidenses y europeos de las décadas de los cuarenta a los sesenta, que daban expresión artística al concepto filosófico de Albert Camus de que la vida es inherentemente absurda. Para expresarlo, utilizan tramas que parecen carecer de significado, diálogos repetitivos y una atmósfera onírica. Aquí sse sitúan Eugene Ionesco (El Rinoceronte) y Samuel Becket (Esperando a Godott).

El teatro experimental del siglo XX es un teatro crítico, innovador y anticonvencional en sus formas: su valor diferencial es precisamente ese tratamiento formal: 

  • Desechan el enfoque realista para sustituirlo por enfoques simbólicos o alegóricos, simbolismo que se extiende incluso a los personajes (de hecho, el protagonista rara vez es una persona, sino un signo, una figura simbólica, un personaje tipo),
  • Recurren a la farsa, lo grotesco, las deformaciones esperpénticas y dan entrada a lo alucinante o lo onírico, 
  • Utilizan el humor absurdo y  la visión crítica de la realidad, 
  • Introducen muchas innovaciones técnicas y un uso muy significativo y novedoso de los signos no verbales:- plásticos, sonoros, etc.-. Consideran el texto literario como un elemento más, para nada central, del hecho escénica, y así adquieren una importancia extraordinaria la expresión corporal, los efectos escénicos, la música, la ruptura de la barrera frente al público (la cuarta pared) etc. 
  •  El espacio escénico se llena de objetos sonoros y visuales con valor simbólico, e incluso se convierte en un objeto significativo en sí mismo. 
  • El lenguaje (tan directo como poético) y la acción son parabólicos (tienen un significado más allá de sí mismos, representan algo) y la función del espectador no es solo ver sino interpretar la obra

La mayor parte de estos autores mantuvieron una postura de oposición al régimen franquista y expresan su descontento a través de su teatro, elevando su protesta contra una realidad que les desagrada profundamente. Por ello, sus principales temas serán la realidad contemporánea, la injusticia social, la pobreza, la soledad, la incomunicación con el mundo moderno.

Los autores individuales de este período se enfrentaron con más obstáculos  que los representantes del Realismo Social por varios motivos. En primer lugar, por esa postura crítica del sistema político y social del Franquismo,y el rechazo mostrado hacia el teatro comercial; en segundo lugar, porque sus novedades estéticas y lo radical de su ruptura no fueron comprendidas ni acogidas por un público mayoritario, unos empresarios teatrales  y una crítica muy conservadores. Por ello encontraron enormes dificultades para ver representadas sus obras, que solo vieron la luz pública en el llamado Teatro Independiente. De ahí que podamos hablar de un teatro soterrado o subterráneo, como en la generación anterior, para muchos autores que no consiguieron llegar al público teatral ni desarrollar una trayectoria regular continuada. En general, fueron sistemáticamente ignorados hasta los años 80, cuando ya la situación política y social se había modificado Y no fue una aceptación tardía, puesto que el cambio político no llevaba el mismo ritmo que la modificación de los gustos culturales. Por tanto, algunos de sus autores más señeros han gozado tardíamente del éxito, tras mucho tiempo y esfuerzo (por ejemplo Martínez Mediero, Francisco Nieva o José Luis Alonso de Santos), o lo hayan obtenido en el extranjero, ante la imposibilidad de hacerlo en España,  como Fernando Arrabal.

Els Comediants

Las experiencias más interesantes surgen de los grupos de teatro independiente, colectivos cuya actividad inquieta y renovadora se desarrolla al margen de los circuitos culturales establecidos. Supusieron una bocanada de aire fresco,  la apertura definitiva a las nuevas corrientes teatrales europeas y un intento muy claro por sacar a las artes escénicas de su postración, volviendo a convertirlas en espectáculos populares. Estos nuevos grupos apuestan por los happening o improvisaciones (espectáculos alejados de la “obra de teatro” tradicional), las funciones al aire libre, la espectacularidad circense, los pasacalles... En fin, todo vale con tal de llegar a un público que empezaba a dar la espalda al teatro, postergado en el escalafón de los entretenimientos desde la llegada del cine y la televisión.Y así, a pesar de los obstáculos políticos y económicos iniciales, surgen grupos independientes por toda la península cuyas características generales son: 

  • La creación colectiva de la obra, en la que la improvisación desempeña un papel importante.
  • La infravaloración del texto en detrimento de los aspectos más espectaculares del teatro (expresión corporal, danza, música, luces, etc.), provenientes del cabaret, del teatro de variedades, la revista, etc.
  • El mantenimiento de enfoques críticos que no se limitan a lo político y lo social.
  • La ruptura de las convenciones escénicas de espacio y tiempo. Se abandona el teatro a la italiana, por ejemplo, trasladando el escenario al patio de butacas y buscando la participación del espectador.

Algunos de los grupos más destacados fueron Els Joglars, Els Comediants, La fura dels Baus, Tricicle, Teatro Lliure, Tábano, Teatro Lebrijano, el Teatro Experimental Independiente (TEI)., Akelarre, Ditirambo, La Cubana, Angel Facio y Los Goliardos

Como ejemplo, os dejo el tráiler del último y exitoso espectáculo de La Fura dels Baus que, como algunos otros, siguen en activo:

FERNANDO ARRABAL


 Fernando Arrabal Teran. (Melilla, 11 de agosto de 1933) es un polifacético y genial escritor, artista, director de ópera, cineasta, pintor, ensayista, comentarista de ajedrez, cineasta vanguardista e iconoclasta, y uno de los dramaturgos más originales de nuestro tiempo, desarrollando gran parte de su obra en Francia, adonde se fue, harto de la incomprensión de España hacia lo innovador de su figura y su obra. Fue un gran gestor de grupos teatrales (como demostró con su etapa con el grupo “Pánico”), y desarrolló su labor indistintamente en español y en francés. Actualmente está retirado de la escritura (tiene ya noventa años)

Ya de niño recibió un premio como superdotado.Estudia Derecho en Madrid. En 1953, como gran aficionado al teatro, es galardonado con el Premio Ciudad de Barcelona por su obra «El triciclo». Dos años después consigue una beca en París, donde vive desde entonces.  En 1962 conoce al poeta francés André Breton, representante del Surrealismo y en 1963, crea el «Movimiento Pánico», alusivo al dios griego Pan junto a los artistas Roland Topor y Alejandro Jodorowski. Fue arrestado por el Franquismo por una dedicatoria de un libro, y estuvo encarcelado, pero finalmente fue liberado.  En 1969 consigue ser el dramaturgo contemporáneo más representado. Ha obtenido numerosos premios y reconocimientos, entre otros, el Premio Nacional deTeatro (2001), y ha sido nombrado Oficial de las Artes y las Letras francesas (1995) y Caballero de la Legión de Honor de Francia (2006).

Arrabal fue influenciado por autores clásicos como Quevedo, Goya y Valle-Inclán. Además, también estuvo influido por corrientes vanguardistas como el Dadaísmo y el Surrealismo (de cuyos representantes históricos fue además amigo personal), que afectaron a su visión anarquizante del mundo. Sus principales temas son grandes universales, como la libertad, el amor, la bondad del ser humano y su inocencia, la sexualidad, la religión, la política y la muerte. Sus obras se caracterizan por incluir parábolas y alegorías sobre la condición humana, con diálogos absurdos, pero poéticos. Además, es el suyo un teatro provocador (como él mismo) con el sexo, la violencia o la locura como presencias constantes. Según Ricardo Doménech, el teatro de Fernando Arrabal desarrolla un lenguaje límite, barroco, escatológico, onírico,

  • Sus primeras obras, de los años 50, ofrecen un teatro absurdo, infantil, ingenuo: Pic-nic (1952), drama antibelicista sobre dos soldados enemigos que confraternizan hasta que un proyectil acaba con ellos ( que se sigue representando en todo el mundo para “demostrar el absurdo de la guerra sorda”); El cementerio de automóviles (1957), que transcurre en un cementerio de coches donde se ven condenados a convivir un grupo de personajes perseguidos por la policía, o El triciclo (1955), una arriesgada y original idea que se ignoró en España (por lo que Arrabal, indignado con su país natal, se marchó a París), que gira en torno al asesinato cometido por unos individuos marginales, su proceso de detención y el reparto de sus ridículos bienes entre sus compañeros, también marginales. Ya en Francia escribirá Fando y Lis, Ceremonia por un negro asesinado: Los dos verdugos, El jardín de las delicias y El laberinto, entre otras destacadas,algunas de las cuales, a pesar de su exilio, llegarán a estrenarse en España.
  • En 1962 crea una propuesta renovadora radical, desenfrenada, provocativa y escandalosa, el Teatro Pánico, junto a Alejandro Jodorowski y Roland Topor, muy influida por el Dadaísmo y el Surrealismo. Se caracteriza por su pesimismo existencial, su reflejo de la sinrazón del mundo (Arrabal lo define como “una manera de expresión presidida por la confusión, la memoria, la inteligencia, el humor y el terror”). y plantea la representación teatral como una especie de ceremonia ritual para contactar con una realidad superior (su nombre viene del dios griego Pan). En realidad, lo que hace Arrabal es juntar el absurdo con la crítica social.”Las obras más representativas de esta etapa son La gran ceremonia (1963). ¿Se ha vuelto Dios loco? (1966).

El Teatro Pánico es una expresión artística que pretende anunciar la locura controlada como supervivencia ante una sociedad en crisis de valores (la sociedad posmoderna). Sus autores sugieren un universo barroco, preciso, de un mundo delirante y matemático; una mezcla de contrarios: de amor y odio, tragedia y comedia, mal gusto y refinamiento estético, el sacrilegio y lo sagrado, lo individual y lo colectivo; el ritual ceremonial en actos trascendentales de la vida; la visión onírica, y a veces cruel y satírica de la vida, la sinrazón del mundo; la repetición de las cosas (a veces se concibe el tiempo de manera circular). "El objeto" -escribe Arrabal- "no es el de descubrir qué es la confusión, sino tan solo lo que se puede decir de ella". Dice Arrabal: “El pánico es la crítica de la razón pura, es la pandilla sin leyes y sin mando, es la explosión de 'pan' (todo), es el respeto irrespetuoso al dios Pan, es el himno al talento loco, es el antimovimiento, es el rechazo a la 'seriedad', es el canto a la falta de ambigüedad... Es el arte de vivir (que tiene en cuenta la confusión y el azar), es el principio de indeterminación con la memoria de por medio... Y todo lo contrario”

  • También escribió teatro político,  tras su encarcelamiento en el régimen franquista, reflejando su compromiso político en obras como La aurora roja y negra (1968) y Y pusieron esposas a las flores (1969).
  • Posteriormente, creará un “Teatro de serenidad”,  con el que buscará la armonía interior, abordando cuestiones como la sexualidad -u homosexualidad- y la presencia de lo místico en títulos como Brevario de amor de un halterófilo (1984) o Apokalyptica (1984)..

FRANCISCO NIEVA (1924-2016)                                                                                                                                                                                                     


Francisco Morales Nieva nació el 29 de diciembre de 1924, en Valdepeñas (Ciudad Rea)l, y murió en 2016, a los 91 años de edad. Fue dramaturgo, escenógrafo, director de escena, narrador, ensayista y dibujante. 

La Guerra Civil le obliga a vivir escondido en Sierra Morena. En la posguerra, llega a Madrid y se sumerge en las vanguardias. Debido a los numerosos viajes que realizó por Europa, se adentra de lleno en la revolución estética que se da en aquella época. Desde 1990, fue académico de la Real Academia Española, ocupando el sillón J, y recibió muchos galardones, entre ellos el Premio Nacional de Teatro, el de Literatura y el Valle-Inclán. Además, por todo el conjunto de su obra literaria, le otorgaron el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, en 1992.

Comparte con Arrabal, la idea de un teatro catártico y liberador, cuya finalidad es mostrar la esencia del hombre. En su  obra, se plantea el problema de las relaciones entre el hombre y la sociedad represiva que lo degrada. Autor de exuberante imaginación plástica, escenógrafo y pintor, posee un lenguaje escénico en  donde confluyen Artaud, el Barroco, el postismo, la patafísica de Alfred Jarry (movimiento cultural francés vinculado al Surrealismo) y el esperpento.  Tomando como base el lenguaje popular, pero mediante técnicas del Surrealismo y del absurdo,  consigue un estilo peculiar tanto en el léxico como en sus originales construcciones sintácticas. Su obra, imaginativa y vitalista, aúna un lenguaje valleinclanesco, una técnica surrealista y una escenografía barroca.

A pesar de comenzar a escribir en los 40, no  consiguió ver estrenada sus obras hasta la muerte del dictador F. Franco en 1975. Su obra dramática se puede dividir en varios grupos (que no etapas), establecidos por el propio Nieva

1. El Teatro Furioso, acusatorio de la España autoritaria y de la España Negra caracterizado por la comedia, con acción esencial, concentrada, caracterizada por la rapidez, la sorpresa, la retórica burlona, el énfasis satírico y el lenguaje barroco. Los personajes no son individuos con psicología individual, sino prototipos. Nieva pretende que el director teatral vuelque su imaginación para completar la acción y resaltar la estética. Sus obras tienen una fuerte vinculación con la cultura española, pero siempre desde el trasfondo crítico. Entre las obras más relevantes citaremos: Pelo de tormenta (1961), El combate de Ópalos y Tasia (1953) y La carroza de plomo candente (1971).

2. El Teatro de Farsa y Calamidad, más metafísico y poético: presenta un argumento más entramado, con cierta intriga y desarrollo lineal. El lenguaje se suaviza con respecto al teatro furioso y pierde gran parte de su componente barroco, haciéndose más funcional y preciso .La génesis de estas obras viene del melodrama romántico y de misterio, por lo que sus personajes se impregnan de la  magia, de los sueños e ideales propios del héroe romántico, y el propio Nieva relaciona las obras de este grupo con lo gótico. La principal obra de este tipo de teatro es La señora Tártara (1969), cuyo tema principal es el pensamiento lógico como fuerza civilizadora que anula la espontaneidad y Malditas sean Coronada y sus hijas , Tórtolas, crepúsculo y... telónDelirio del amor hostil  (1978) 

3.- “Teatro de crónica y estampa”, más crítico y testimonial: Sombra y quimera de Larra (1976)

Aquí tenéis el guión del tema:

Comentarios

Lo más visto en Diente de león:

"Margarita, está linda la mar..."

Análisis morfológicos... resueltos

Ejercicios de morfología verbal... con soluciones

Determinantes y pronombres interactivos

Comentario de texto: Rima LIII de Gustavo Adolfo Bécquer

Características del signo lingüístico

"La Celestina": amor, codicia, magia y muerte.

El Complemento Locativo Argumental (CLA)

Modernismo y Generación del 98: he ahí la cuestión.

Perífrasis verbales:" tenemos que dominarlas" y lo "vamos a conseguir"