Luis Cernuda: vida y poesía, realidad y deseo


 Luis Cernuda nació en Sevilla (como Bécquer, que tan importante será en su obra) el 21 de septiembre de 1902, en el seno de una familia muy tradicional: su padre era militar e impuso a su hijo una educación rígida, disciplinada y autoritaria. De carácter tímido, sensible y solitario, con nueve años entra en contacto con la poesía de Bécquer (una de sus influencias fundamentales), con motivo del traslado de los restos del poeta romántico, del Madrid donde muriera a su Sevilla natal.

Estudió Bachillerato con los escolapios y pronto empieza a escribir poesía, al tiempo que toma conciencia de su homosexualidad, que nunca negó, disimuló ni trató de ocultar, en una época en que era todo un estigma. Y en gran parte, esa conciencia de su homosexualidad forjó un carácter marcado por saberse diferente y marginado que se proyectará en su obra, pero también en su actitud ante la sociedad.

Comienza sus estudios de Derecho en Sevilla, y allí tiene como profesor al mayor de los poetas del 27,  Pedro Salinas, con el que entabla una amistad surgida de la común afición a la poesía, y será Salinas quien anime al joven Cernuda a leer a los clásicos españoles (especialmente, a Garcilaso) y a contemporáneos franceses como André Gide, escritor abiertamente defensor de la homosexualidad en el que Cernuda se vio reflejado, y que será muy influyente en su obra y en su personalidad.

En 1920 muere su padre, él comienza su servicio militar y será en este primer lustro de los años 20 cuando comience a escribir poemas. En 1925 termina la carrera de Derecho, aunque nunca llegará a ejercer. A través de Salinas conoce a Juan Ramón Jiménez y publica algunos de .los poemas que formarán parte de su primer libro, Perfil del aire, en la Revista de Occidente. Viaja a Madrid y allí entra en contacto con los ambientes literarios e intelectuales, y a tratar con personalidades como Ortega o Bergamín. A su regreso a Sevilla, en 1926, continúan sus incertidumbres profesionales y en 1927 publica por fin su primer libro, que es mal acogido por la crítica, lo cual le resulta bastante doloroso.. Sigue colaborando en revistas literarias de la época y escribiendo los poemas clasicistas de Égloga, Elegía y Oda, con una evidente influencia de Garcilaso. Participa en los míticos actos de homenaje a Góngora del Ateneo sevillano, fundamentalmente como espectador, y es entonces cuando conoce a Lorca. 

 En 1928Ese mismo año parte hacia Tolouse para trabajar como lector universitario en una plaza conseguida gracias a Salinas, lo que le permitirá una breve estancia en París. Allí entra en contacto con la vida cultural francesa y lee a los poetas surrealistas franceses, influencia muy importante en sus libros inmediatamente posteriores (Un libro un amor y Los placeres prohibidos). En 1929 vuelve a Madrid y continúa afianzando sus lazos con poetas como Aleixandre y Lorca, aunque  decepciones con sus amistades y frustraciones laborales  hacen que cada vez sea mayor su resentimiento contra el mundo, como se reflejará en Los placeres prohibidos.

En 1932 vive una apasionada relación amorosa con Serafín F. Ferro, que le marcará entre otras cosas por su fracaso final, y será esta historia la que inspire muchos de los poemas de Donde habite el olvido (1932). Pronto manifiesta su simpatía y adhesión por la República, y colabora con las Misiones Pedagógicas y Culturales. En 1934 comienza a reunir todos sus libros bajo el elocuente título La Realidad y el Deseo, del que llegará a hacerse una presentación en Madrid den 1936 a cargo de Lorca. 

Tras el estallido de la contienda y el asesinato de este último, que le impresionó profundamente, le dedicará una sentida elegía y en 1938 sale de España para no regresar jamás, comenzando su vida en el exilio, primero en París, y luego en Inglaterra, donde trabaja como lector en diferentes universidades. Allí comenzará a escribir su libro de prosa poética Ocnos. En 1947 se traslada a Estados Unidos  como profesor de universidad, pero a pesar de estar muy bien remunerado, no termia de adaptarse. En 1949 viaja a México en vacaciones, y en 1952 terminará instalándose  allí, con estancias intermitentes en Estados Unidos. En 1962 publica su último libro, Desolación de la Quimera, y un año después, en 1963, morirá de un ataque al corazón.


En su obra muestra un equilibrio entre el respeto a la tradición (tanto española como europea), la adopción de algunos elementos de vanguardia y la originalidad. Se muestra especialmente influido por la concepción poética del Romanticismo español, pero también el alemán, según el cual el poeta es un ser con un don especial para expresar lo que otros no pueden, solitario e incluso marginado por la sociedad, aspecto con el que él se identificaba especialmente como consecuencia de su condición de homosexual, de donde nace en gran medida  su rebeldía y su rechazo de la sociedad burguesa que no lo acepta, y que plasmará en ese choque entre la realidad y el deseo que cruza toda su obra y que él mismo puso como título para recopilar sus obras completas.

Ese choque los deseos personales y la realidad (y las limitaciones que impone) es uno de los temas centrales de su obra, y a pesar de que en él se explica por sus circunstancias vitales, era una característica fundamental del Romanticismo que tanto le influye, pero también está presente en muchos poetas del siglo XX, como Lorca.

EVOLUCIÒN DE SU POESÍA (TRAYECTORIA POÉTICA)

Aunque de su obra se han hecho varias periodizaciones, nosotros vamos a seguir la que distingue las siguientes cuatro etapas.

  1. A la etapa inicial, más formalista y clasicista, pertenecen las primeras poesías, publicadas en 1927 con el título de Perfil del aire, y Égloga, elegía, oda, escrito entre 1927 y 1928, un libro clasicista ya desde el título, que homenajea a as formas y poetas clásicos, especialmente Garcilaso, y donde aparecen ya alguno de sus temas característicos, sobre todo el amor y la pasión.
  2. Etapa surrealista, con Un río, un amor y Los placeres prohibidos, escritos entre 1929 y 1931: es el Surrealismo de Cernuda  un surrealismo contenido, no tan radical como el de otros poetas, aunque sí encontró en este movimiento una forma de expresar su rebeldía con el orden establecido, que en Los placeres prohibidos se concreta en una abierta reivindicación del amor homosexual. Esta influencia surrealista se percibe además en el uso verso libre e imágenes irracionales, intuitivas u oníricas
  3. Etapa neorromántica: Donde habite el olvido (1934)  e Invocaciones (1934-35): el primero es un libro reconocidamente becqueriano (el propio título, que lo será también de un poema, es un verso de una rima de Bécquer) sobre la pérdida del amor, surgido del dolor por el fracaso de su relación con Serafín Ferro, y el segundo se abre a otras ideas románticas como la exaltación de la misión del pota.
  4. Etapa de madurez en el exilio: arranca con Las nubes (1940 y 1943), libro de poesía sobre la Guerra Civil en el que es perceptible una fuerte influencia de la lírica inglesa. En 1942 publica por primera vez Ocnos, un largo poema en prosa con mucho de autobiográfico que se verá ampliado en 1949 y 1963). En sus obras de estos años aparece frecuentemente el tema del paso del tiempo, la experiencia del exilio y el tema de España, el desarraigo y la soledad. En su etapa mexicana su poesía se hará cada vez más conceptual, proceso que culmina con su último libro, Desolación de la Quimera (1962).


Comentarios

Lo más visto en Diente de león:

Análisis de relativas libres y semilibres según las pautas de la Nueva Gramática

Comentario de texto: Rima LIII de Gustavo Adolfo Bécquer

Ejercicios de morfología verbal... con soluciones

"Caracol", de Rubén Darío: comentario

El Complemento Locativo Argumental (CLA)

Oraciones subordinadas sustantivas y adjetivas analizadas

Nueve poemas (pregunta 7 de la EvAU)

Análisis morfológicos... resueltos

"Yo voy soñando caminos" de Antonio Machado: comentario

Análisis resueltos: oraciones con un "se"